Honduras y el Derecho Internacional Humanitario

Los conflictos armados son tan antiguos como la humanidad misma. En la guerra siempre existieron las prácticas tradicionales, pero los estados empezaron a formular normas internacionales destinadas a limitar los efectos de estos conflictos por razones humanitarias solo en los últimos 150 años. Los convenios de Ginebra y los convenios de La Haya son los ejemplos principales de esas normas. Esta rama del Derecho, habitualmente denominada Derecho Internacional Humanitario (DIH), se conoce también como derecho de guerra o derecho de los conflictos armados.

Es importante conocer el Derecho Internacional Humanitario, pero es más importante aún es respetarlo y hacerlo respetar debido a que puede ser incluso una cuestión de vida o muerte, la guerra es una práctica humana inmemorial cuando estalla un conflicto armado la humanidad da lugar a la barbarie y a la ley del más fuerte, la brutalidad y el caos se instalan, las casas, la gente, todo lo conocido se desvanece y los primeros que sufren las consecuencias son los civiles, a través de robos, violaciones, expulsiones, masacres y violencia de todo tipo; marcas del rostro doloroso, sangriento desesperado de la guerra, sin embargo la guerra tiene límites esenciales que son las normas del Derecho Internacional Humanitario; incluso los niños que juegan a la guerra conocen las reglas, esas reglas establecen cómo comportarse en la guerra y exigen que se respete al adversario basadas en las costumbres inculcadas por antiguas civilizaciones, las primeras leyes de la guerra se inspiran también en fuentes éticas y religiosas como la Biblia y el Corán en 1864. Se contó con el impulso del Comité Internacional de la Cruz Roja y es cuando comienza a desarrollarse el Derecho Internacional Humanitario moderno, dando origen a una regla capital; proteger a las personas que quedan fuera del combate del campo de batalla, que con el tiempo su radio de acción se amplia para proteger a otras víctimas de la guerra y restringir los medios y los métodos bélicos. Aclaramos entonces que el Derecho Internacional Humanitario se diferencia de los derechos humanos que se aplican en todas las situaciones, porque está inspirado en unas pocas normas fundamentales para garantizar la protección de los civiles, la protección de los heridos y enfermos y la protección de los detenidos.

El 19 de enero de 2006 el presidente de la República de Honduras, a nombre del Estado, presentó, en ceremonia pública, ante la comunidad nacional e internacional el documento Honduras: Libro de la Defensa Nacional. El cual en el tema III. Las bases de la política de defensa nacional, inciso B. La política exterior y la defensa, numeral 7. Del Derecho Internacional Humanitario, dice:

“Entre los primeros instrumentos internacionales se menciona la Declaración de París de 1865, sobre la guerra marítima; el Convenio de Ginebra de 1864, para mejorar el tratamiento de los heridos y enfermos de las Fuerzas Armadas en campaña; la declaración de San Petersburgo de 1986, sobre prohibición del uso de determinados proyectiles en tiempos de guerra; y la declaración de Bruselas de 1874, sobre leyes y costumbres de guerra. Posteriormente, hilos fundamentales en el desarrollo del Derecho Internacional Humanitario (DIH), las conferencias de La Haya de 1899 y 1907; los convenios de Ginebra de 1949 y sus protocolos adicionales de 1977; la protección de los bienes culturales en caso de conflictos armados en la Convención de La Haya de 1954 y sus dos protocolos; la convención de 1972 sobre armas bacteriológicas; la convención de 1980 sobre el uso de ciertas armas convencionales y sus cinco protocolos: la convención de 1993 sobre el uso de armas químicas; el Tratado de Ottawa de 1997 sobre las minas antipersonales; y el protocolo facultativo de la convención de los derechos del niño, relativo a la participación de los niños en conflictos armados.

Honduras se acoge a Derecho Internacional de los Conflictos Arados (DICA), que es el conjunto de normas internacionales que restringen por razones humanitarias el derecho de las partes en conflicto armado, internacional o no, a utilizar indiscriminadamente los métodos y medios de hacer la guerra, y proteger a las personas y los bienes afectados o que puedan verse afectados por el conflicto. El DIH guarda una relación especial con el Derecho Internacional de los Derechos Humanos (DIDH), dado que la finalidad común de estas es la protección de la persona o de grupos humanos.

Honduras es signatario del Tratado de Roma que crea la Corte Penal Internacional, que conoce de las violaciones constitutivas de genocidio, crímenes hacia la humanidad y crímenes de guerra.

En conclusión las normas del Derecho Internacional Humanitario son valiosas y eficaces y cuando se le respeta preservan a toda la humanidad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: